BARRY GIFFORD/ entrevista sobre DAVID LYNCH

Publicado: enero 19, 2009 en Barry Gifford, cine, David Lynch, literatura

“Me gusta una determinada sensibilidad que Barry tiene hacia las cosas. Entiende un mundo que me gusta, y que a él también le gusta. Y me gustan realmente los personajes sobre los que escribe. Me gusta lo que dicen; tienen una frialdad y un rollo muy especiales. Y, además, son honrados. Barry es un escritor muy sobrio, así que queda mucho espacio donde meterme yo: su obra es muy sugerente. Estoy seguro de que Barry ni siquiera había pensado en muchas de las cosas que puse en “Corazón Salvaje”, pero las ideas estaban allí, como semillas” David Lynch. (Fragmento extraído del libro “David Lynch por David Lynch”)

 

La creación de Gifford ha sido, en numerosas ocasiones, un contrapunto perfecto para David Lynch. Ambos tienen en común el gusto por esa América extrañada, alejada de las cámaras de televisión, donde lo esperpéntico y raro se sucede con la misma naturalidad que las gestiones burocráticas en una oficina. En su colaboración, encontraron nuevas salidas a sus trágicas y bellas historias, llenas de personajes alienados y carreteras fronterizas (no solo en términos estrictamente físicos).

Para comprender mejor todas las variantes Gifford-Lynch, aquí tenéis la primera parte de una entrevista al escritor que tendrá su continuación en el número de agosto.

 

En España eres famoso, sobre todo, por las adaptaciones que David Lynch y Alex de la Iglesia hicieron de tus novelas. ¿Cómo surgieron los personajes de Sailor y Lula? 

“Bien, estaba en un pequeño motel, en el Cabo del Miedo, en la frontera entre el Norte y el sur de Carolina. Me desperté una mañana y oí a estos personajes hablándose el uno al otro. Empecé a escribir debajo de la conversación. Estaba en mi cabeza. Algunas personas dicen que escuché alguna jodida gente de la habitación de al lado…pero no es así. Eran los personajes de Sailor Ripley y Lula Pace Fortune. Empecé a escribir debajo de lo que se tenían que decir cada uno en este hotel, el mismo hotel donde yo estaba. Luego comprendí que debían seguir hablando y continuar, así que los puse en la carretera, y creé la situación que ha hecho posible muchos libros y novelas. De hecho, ahora, no sabía que iba a volver a esa historia, pero acabo de terminar el último, la séptima novela de Sailor y Lula, se llama ‘The Imagination of The Heart’. Se publicará el año que viene en Francia y en mi país…Creo que todavía no la hemos vendido a España. Es Lula, con ochenta años, escribiendo su propio libro”.

Me encantará leerlo.  

“Gracias, gracias. Es solo Lula porque, como sabes, Sailor murió cuando ella tenía sobre sesenta y cinco y setenta. Lula lleva viviendo quince años sin Sailor, y vuelve al norte de Carolina. Esto nos hace regresar a tu pregunta original. Realiza un último viaje con una antigua amiga a Nueva Orleans, donde su hijo, Pace, está trabajando, reconstruyendo la ciudad después del huracán, después del Katrina. Así que vuelve a Louisiana, en la carretera, y en el viaje se suceden varias aventuras. Es el final. Esta es la última novela”.

Es triste porque son grandes personajes.

“Quizá podamos hacer una película”.

Claro, estaría muy bien. ¿Qué te pareció que el final de “Corazón Salvaje”, la película? Ya sabes, es diferente al de la novela.

“Bueno, Ignacio, realmente no es así, porque el final original está en la película. Cuando Sailor camina solo, es el final de la primera novela, y está en la película. Lo que pasó, y Lynch ha contado esta historia, es que Samuel Goldwyn estaba distribuyendo la película y no le gustó el final, quería un final feliz, no realista, así que me llamó y me preguntó si Sailor y Lula iban a volver, porque sabía que estaba escribiendo más, y le dije que, desde luego, iban a volver y a tener una gran vida juntos. Le pareció genial, entonces Lynch creó la fantasía de poner todo el leitmotiv del mago de Oz, e hizo que Sailor se diera cuenta que tenía que estar con Lula, y eso es lo que ocurre. La verdad es que sucedió porque le dije que iban a volver, ya sabes, era inevitable. Estaba escribiendo ‘Perdita Durango’ en aquella época, y David se metió en la vida de esos libros. No me importa, fue algo divertido. La gente suele olvidarlo pero…. ¿cuántos años tienes Ignacio?”

Veinticuatro.

“¿De verdad? ¿Solamente?”

“Oh, vale, eres un chico joven”.

En efecto, soy un chico joven.

“La cuestión es que la gente no se da cuenta ahora, quizá, lo importante que esta película fue en la época del libro. La novela se convirtió en un best seller y la película impresionó a la gente. Era asombrosa, única. Ganó en Cannes. Y ahora parece un poco domesticada comparada con otras cosas, pero sigue teniendo vida. Para mí no fue algo aburrido, y seguramente, si haces una película de un libro tiene que ser diferente. Si yo hiciera una película del libro sería diferente, si otros directores la hicieran sería una historia distinta. Me han pregunta muchas, muchas veces qué pensaba sobre la creación de la película y desde luego estuve en contacto con ellos, trabajamos juntos. También he comentado alguna vez que me hubiera gustado Paul Newman y Joanne Woodward como Sailor y Lula, y de director Nicholas Ray en 1958. Pero no es 1958, Nicholas Ray está muerto y Paul Newman y Joane Woodard son muy mayores, así que no pude conseguir mi sueño”.

Nicholas Ray…es imposible de decir, pero podría haber sido una obra maestra.

(Risas) “Quizá, pero ya sabes, sólo estaba siendo un poco burlón. Esa era mi respuesta”.

¿Qué me dices de “Perdita Durango” como largometraje?

“En un comienzo iba a ser Bigas Luna quien la iba a dirigir, pero al final la hizo Alex de la Iglesia. Sobre Alex… no lo conocía, pero me gustó. Bigas me trajo a Javier Bardem, y Javier y yo nos hicimos amigos, aún lo somos. Javier está empezando a ser una gran estrella aquí ahora. De todas maneras, él, su hermano Carlos y yo somos muy buenos amigos. Tenía una idea correcta de cómo hacer la película, pero para entonces Bigas dejó el proyecto y Andrés Vicente Gómez trajo a Alex de la Iglesia, y creo que Alex no tenía mucho interés en hacer la película. Era un artista del cómic, muy joven, tenía unos veintitantos años, y creo que lo vio más como una película de acción. Hay grandes cosas en la película, de verdad. Y probablemente lo vea con perspectiva, pero Rosie Pérez…no entendió el tratamiento que le daba Alex. Se sintió mal en el proyecto, no sentía que fuera parte de todo, hablando con ella y diciéndole cómo tenía que actuar, pero hizo un gran trabajo. Hay muy buenas interpretaciones, y creo que Alex es un gran director. Me hubiera gustado verle haciendo la película cuando tuviera treinta y nueve o veintinueve, con un poco más de madurez. Eso es todo, no puedo quejarme. Es una película muy interesante y excitante, Javier Bardem estaba fantástico, genial. ¿Qué piensas de ella?”

Me parece buena. En mi opinión es muy violenta a veces, y tiene mucha acción, y quizá por eso mismo, por toda esa violencia, no gustó mucho en España. Era demasiado americana para el público español.

“Ya sabes que ´Perdita…´ fue en aquella época la película más cara financiada en España”.

Sí. Hablemos de tus colaboraciones con David Lynch. Empezasteis a trabajar en “Hotel Room”, ¿no?

“¿En ‘Hotel Room’? Sí, claro. Se había hecho ‘Corazón Salvaje’ ya, David creó ´Hotel Room´, y quiso que le escribiese uno de los episodios. El episodio piloto iba a tener tres historias separadas, y me contrataron para escribir la primera, Jay McInerney estaba contratado para la segunda, y otro escritor para la tercera. No les gustó la que se hizo para la tercera, así que me preguntaron para escribir otra, y lo hice. Así que hay dos mías, ‘Tricks’ y ‘Blackout’. Me encantó porque fue la primera vez que escribí guiones, ya sabes, guiones con actuaciones. Es genial trabajar con David, me encantan sus trabajos. El problema es que él no dirigió la segunda historia, así que aunque Jay McInerney lo hizo bien, no encajó con las otras dos, no encajó con el estilo de escritura, ni el estilo de dirección. Se publicó un libro llamado ‘Hotel Room Trilogy’, es un libro mío. Sabes, fue una gran temporada. Y lo mejor es que esos guiones han sido interpretados alrededor de todo el mundo. La gente se hace con el libro y lo interpretan. Fue una gran oportunidad para pasármelo bien con David. Y por supuesto, justo después el y yo nos pusimos a escribir ´Carretera Perdida´”.

¿Cómo fue el proceso de escribir conjuntamente el guión para “Carretera Perdida”?

“Genial, fácil. La cuestión es que cada uno teníamos una idea e intentábamos conectarlas, poner ambos nuestras ideas y hacer del trabajo un todo orgánico, y creo que lo logramos. Estoy muy orgulloso de esta película y David hizo un trabajo genial. Realmente pienso que hizo su mejor trabajo. Quiero decir, me encanta todo su trabajo, pero este fue especial”.

¿Y cuál es su significado? Es la gran pregunta…

“Siempre dijimos que no deberíamos hablar en términos de su significado, y no creo que pueda decir de verdad cuál es. Depende de lo que signifique para ti. Odio ser evasivo y difícil, pero supongo que es el viejo dicho de que las cosas no siempre son como parecen”.

Para mí Fred Madison mata a su mujer porque piensa que está con otro hombre, y más tarde intenta imaginar un mundo diferente en prisión, pero siempre termina de la misma manera, es como una pesadilla.

“No puedes escapar de ti mismo”.

Sí, ese es el punto.

“Supongo que es parte de todo. No creo que sea una película difícil, no me parece difícil de entender. De hecho, incluso David en el momento….el film creó confusión y la gente no entendía qué pasaba. David estaba muy sorprendido, pensaba, ya sabes, ‘¿qué es lo que no entienden?’ Porque no es lineal, es de esa manera, así que ya sabes, simplemente olvídalo y continúa. Es lo que es. Todavía tiene su propia vida”.

Tanto en “Mullholland Drive” como en “Inland Empire” de nuevo se repite esa estructura no lineal. ¿Qué te parecen?

“Creo que hay muy buen material de nuevo en ´Mullholland Drive´, revisita muchas cosas que estaban en ´Carretera Perdida´, así que obviamente hay una obsesión. Las chicas estaban geniales, Naomi Watts y Laura Harring. Eso lo hace un poco diferente de ´Carretera perdida´, en el sentido de ser contado… por una mujer muerta. Creo que es muy buena, y mmm… quizá un poco larga (Risas). Y la otra, ‘Inland Empire’, de hecho la vi con David. Me la enseñó aquí. Desde luego es una película muy diferente, es más como una de las pinturas de David”.

Pienso lo mismo, es más surrealista.

“Sí, es casi como una especie de pantalla. Sabes, como esos cuadros, los pergaminos chinos, que se enrollan, se desenrollan y se desenmarañan. Es algo como eso. Tiene algo que ver con una asociación de una idea, y es más interesante en algunos momentos que otros. No puede tener unas partes sin las otras. Es cuestión de entenderlo. No creo que David esté muy interesado, no quiero hablar por él, pero no creo que esté muy interesado en si significa algo para ti o no. De nuevo, hay muy buen material”.

Volviendo a “Carretera Perdida”, ¿te gustó su banda sonora?

“Ya sabes que fue número uno aquí durante tres semanas, por Trent Reznor, porque contenía la nueva grabación de Nine Inch Nails. Cuando salió el cd hubo colas de gente alrededor del Tower Records de Sunset Boulevard a media noche. Tuvo mucho éxito. También sugerí yo bastante música de la que hay”.

¿Es de tu agrado lo que hace Trent Reznor?

“Algunas cosas sí. Creo que ‘Hurt’ era estupenda. ¿Has escuchado la versión que hizo Johnny Cash?”

Sí.

“Es genial”.

Entrevista publicada en julio del 2008, Popular1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s