SERGIO MARTOS

Publicado: diciembre 17, 2010 en Exclusivas blog, Sergio Martos

Es un placer inaugurar esta nueva sección del Blog, dedicada a textos exclusivos para el mismo, con una entrevista al mayor experto de Alice Cooper en España, Sergio Martos.

 

Parte de la culpa de mi concepción de fan de The Coop, la tiene Sergio Martos, y por eso he querido que la primera aportación exclusiva al blog sea algo especial, una entrevista a Sergio sobre el músico que más ha tratado. Tanto en Popular1 como, desde hace unos años, en Ruta66, Sergio se ha erigido en el mejor entrevistador  de Vincent Fournier en este país. Ha sido parte de la educación de muchos lectores que hemos descubierto, y aprendido, de la carrera de Alice, o Thin Lizzy, por citar dos nombres, a través de sus textos.  Sergio es un referente ineludible en las páginas de la prensa especializada en estos últimos diez años.

A pesar de pertenecer un gremio, el del periodismo rock, donde muchas veces el que escribe se pone por encima del artista o grupo, Sergio nunca ha jugado en esas directrices. Sus análisis, llenos de enjundia y un conocimiento enciclopédico del Rock, son claves para que haya logrado la empatía del lector. Recuerdo, mismamente, en las ocasiones que he entrevistado a Alice, acudir a sus entrevistas como fuente de información, tanto en lo discográfico como en la forma de tratar al mito.

En la última ocasión que estuvimos juntos, en un concierto de Alice, cómo no, le planteé realizar esta entrevista, y aceptó. En ella hablamos de sus experiencias con el dios del shock rock, entre otras muchas cosas, y el grupo en el que Sergio pone voz, Schizophrenic Spacers, que van a sacar este mismo mes su tercer álbum.

 

¿Cómo recuerdas la primera vez que tuviste conocimiento de Alice? Siendo un artista tan visual, imagino que sería un shock.

“Bueno, empecemos desde el principio. Mi banda favorita, desde que fui un bebé, era Kiss. Me fascinaba su imagen; me atraían tanto como me provocaban aprensión. Uno de mis tíos había comprado algunos discos de Alice Cooper: From The Inside, Greatest Hits, Flush The Fashion, Special Forces… A él le gustaba especialmente este último, y recuerdo escuchar en casa de mi abuela aquellos helicópteros amenazadores que daban lugar a «Who Do You Think We Are» con mucha inquietud. Luego vi su rostro, y me fascinó, porque como Kiss, era muy visual. Así que inmediatamente, y sin saber gran cosa de su carrera (algo lógico, yo era un niño, y esto sucedió antes de ver a Kiss en el 83), puse a Alice en el segundo puesto de mi ranking de favoritos. Todas estas historias mías de niño parecen invenciones, a mucha gente le cuesta creerlas, opero son totalmente verídicas, solo tienes que preguntarle a mi familia. Mi padre y su hermano eran músicos. Y dos de mis tíos maternos eran fans del Rock. Por lo que nací con esto. Aún sin haber un gran fan de Alice pululando a mi alrededor (Kiss sí eran del interés de mis padres y tíos), le pedí a mi padre que me regalase Billion Dollar Babies, que entonces estaba en la sección de vinilos de oferta del supermercado Pryca que había en el Prat De Llobregat, por la celebración de mi santo.  Era mi primer disco de Alice en propiedad, porque tardaría un tiempo en recibir los discos que poseía mi tío, ya que el muy cabrito acabó vendiendo toda su colección. Yo tenía unos seis o siete años, y por supuesto, no acabé de pillarle el rollo: la música de Alice en Billion Dollar Babies no es accesible para un niño. Pero poco después fui a casa de un tipo, que esencialmente era colega de mis tíos, y tenía una copia de Killer. Le pedí que pinchase alguna canción del disco, y puso «Halo Of Flies». Nada volvió a ser igual”.

¿Qué disco te hizo ser fan a muerte? Y me gustaría saber la manera en que fuiste descubriendo sus diferentes etapas.

“No hubo ningún disco en concreto. Por inercia Special Forces, aunque supongo que empecé a valorar su carrera cuando descubrí «Halo Of Flies» de Killer. Al ser ambos discos tan diferentes entre sí, y al descubrirlos a tan temprana edad, confronté todas sus etapas por un igual. La colección de discos de mi padre era muy dispersa; en mi cabeza no había ninguna diferencia entre los Beatles y Judas Priest, aunque evidentemente la había, y la hay. Pero cuando eres un niño, el Rock es Rock, te gusta y no diseccionas cada obra en un cajón diferente. Por lo tanto, podía disfrutar de From The Inside y de Love It To Death por un igual. Para mí era el mismo tipo el que cantaba. Yo no escuché esos discos en el momento de su aparición, por lo que no tuve tiempo de renegar de una cosa u otra. Entiendo que alguien que escuchase School’s Out en 1.972, se sintiese descolocado con Flush The Fashion en 1.980. Pero eso a mí me sigue pareciendo fascinante. Su única etapa que no me convence es la de reconversión a mega estrella con Trash, pero todo lo demás… Lo siento, con Alice no soy demasiado imparcial”.

Lo has visto en innumerables ocasiones. ¿Cuál ha sido el mejor concierto?

“Ya llevo 23 conciertos de Alice, sin contar otros tres a los que debía asistir que acabaron cancelándose por diferentes motivos. ¿El mejor concierto que haya visto de Alice? El siguiente. No sé qué contestar, en esta última gira española ha estado mejor que en las dos anteriores. Sin ir más lejos, el recital en Valladolid fue memorable; hacía mucho tiempo que no le veía tan enérgico. No sé qué toma, pero cada noche reinventa su carrera. Es una fuerza de la naturaleza, a sus 62, casi 63, años… Espero que esto dure eternamente. Me siento feliz cada vez que se anuncia el inicio de una nueva gira de Alice Cooper”

De todas las entrevistas que has hecho de Alice, supongo que habrá alguna predilecta.

“En todas ha habido momentos especiales. La primera, en París, fue un poco desastre: yo hablaba un inglés de pena (no mucho mejor que en la actualidad), y él estaba pensando en el concierto que debía realizar a las pocas horas. Pero fue un caballero y entendió mi estado de nervios. Eso me hizo ver la clase de tipo que es. La última vez, de nuevo en Francia, fue verdaderamente especial. Hice mil y pico de kilómetros sin saber siquiera si sucedería el show, ya que Alice había perdido su voz en un concierto realizado en Finlandia días antes. Me movieron la entrevista de día y hora (supuestamente debía realizarse el día anterior al concierto), pero finalmente, en su hotel, horas antes de actuar, pudimos compartir una charla. Justo cuando entró su manager para cortar con la entrevista y de ese modo preservar la voz de Alice para el bolo,  el propio Alice saltó y dijo que ya estaba caliente y que se sentía muy a gusto charlando un rato, que quería seguir con la entrevista. Yo le dije que no, que debía ofrecer un buen concierto, y el rió, pero de forma informal seguimos hablando de Tom Waits, de los Who, de los Pistols… Ya en el recinto donde debía actuar, y justo antes de empezar el concierto, Toby Mamis (el hombre que comparte management junto al legendario Shep Gordon), le dice a mi amigo Alberto (que vino expresamente a tomar fotos) que me llame y me diga que al finalizar esperásemos en el lado derecho del escenario. No era un buen día para saludos en el vestidor. Alice se encontraba sin voz, y la banda debía volar de vuelta a los Estados Unidos a la mañana siguiente. Pero vino Toby, nos pasó al interior, y compartimos un buen rato con Alice. Dicen que, a veces, la magia funciona; pues te aseguro que esa noche fue mágica. Alice estuvo muy relajado, riendo, contando historias, y por encima de todo, desprendiendo amabilidad y caballerosidad. Además tuve el placer de conocer al fotógrafo de Alice en los setenta, Ken Ballard, que voló directamente desde Asia para ver el recital”.

A pesar de que Alice sea republicano, al contrario de la imagen que se suele tener de gente con esa filiación política, siempre ha sido un caballero.

“Creo que Alice se ha obligado a sí mismo a ser republicano por su condición de hombre religioso adinerado. De todos modos, nunca ha sido un hombre de política. Es cierto, en la época Bush Jr. mostró su apoyo al gobierno estadounidense, e incluso apoyaba la idea de atacar Irak. Pero fue crítico con Reagan, como demuestran algunas de las canciones de Raise Your Fist And Yell, y solía hacer guasa de Richard Nixon en los setenta. Él insiste en que odia todo lo que huela a política. Y creo que es honesto. Parece mucho más dispuesto a tragarse una peli mala de Karate o de Darío Argento, que a sentarse y ver una disputa en el senado”.

¿Cómo ha ido cambiando la relación con Alice, desde la primera vez que lo conoces, hasta ahora?

“No soy su amigo, si a eso te refieres. Yo soy el fan, y él es el ídolo. Cada día conoce a un montón de gente en diferentes partes del mundo, por lo que no espero que se acuerde de mi nombre cuando me ve. Alice es amable por naturaleza, muy educado, y cortés. Pero sabe que tiene un aura a su alrededor”.

Recuerdo una columna tuya en el Ruta, donde hablabas de la dureza del día a día, y cómo el Rock servía de salvoconducto para vivir mejor. Siempre hay algún disco, o canción, que aunque no nos salve la vida, al menos, nos la hace más llevadera en los momentos jodidos. ¿Te ha afectado, en ese sentido, la música de Alice?

“Mira, Alice no me ha salvado la vida, porque nunca me he encontrado en la posición de querer cortar con ella. Me he sentido miserable y triste en muchas ocasiones. Todavía me sucede de vez en cuando, como a todo ser humano. Pero Alice hace que me olvide de cuanto mal karma pueda pulular a mi alrededor. Es un buen motivo para levantarse cada mañana, y es especial para quien aprecia su música, porque al menos sabe que no la tiene que compartir con cien mil personas en cada ciudad. Me apena el hecho de que en Barcelona asistan solo dos mil personas a sus conciertos. Me siento fatal por los promotores (Alice ha visitado España con cuatro promotoras de conciertos diferentes, y siguen sin tener la suerte deseada), porque no ganan su dinero y porque posiblemente, ninguno de ellos volverá a apostar por él. Y me duele que el público y algunos medios no lo traten en su justa medida; todo lo opuesto a lo que ocurre en países como Alemania, Inglaterra, Suecia, Holanda, Rusia, Australia, etc. Pero al mismo tiempo es un lujo ver a tu ídolo a tan pocos metros de distancia. Sabes que ver a Alice Cooper en España es una experiencia propia, que no tienes que compartir con un montón de energúmenos. Y eso no tiene precio”.

Pero ¿por qué crees que Alice Cooper nunca llegó a tener éxito en España como en otros países?

“El caso es que en los setenta, cuando Alice era una estrella a la altura de los Stones, Who y demás en el resto del mundo, aquí era un artista de minorías. Y eso es porque la influencia británica en España era mucho más evidente que la estadounidense. Supongo que el rollo del maquillaje no era bien visto, porque incluso Kiss pincharon en su primera visita española”.

En general, en ciertos ámbitos, a Alice no se le tiene en la misma consideración que a Bowie, teniendo el mismo talento.

“Alice ha caído, se ha levantado, ha renacido cuatro o cinco veces… Bowie no. No creo que sea un artista visceral, es mucho más especulativo. A Bowie le costó entrar en el mercado estadounidense, y una vez lo hizo se vendió a un público mayor. Bowie nunca ha grabado un Dada, o un Brutal Planet. Se ha arrimado a artistas jóvenes y vendedores, y sin embargo Alice, desde que volviera en los ochenta con Constrictor, entró en terreno Heavy, y eso, amigo, no está bien visto en según qué círculos. Bien es cierto que como Bowie, Alice ha saqueado la escena actual, la que le ha tocado vivir en muchos momentos. Pero hay cierta identidad en todos sus trabajos solistas, algo que lo ‘cooperiza’. Y en un momento dado, Bowie tomó cosas de Alice, cosa que nunca ha sucedido a la inversa. Ziggy existió porque Bowie fue a ver al Alice Cooper Group al Rainbow de Londres. Eso lo ha dicho Trevor Bolder. Y «Suffragette City» es una autentica copia de «Under My Wheels». Eso son hechos. Por otro lado, Alice es un músico real, que realiza 150 conciertos al año, cosa que no se puede decir de Bowie. Cuando se habla de David en la prensa se suele hablar del Duque Blanco, el genio cambiante, el tipo con clase; Alice es un decrépito… O eso dicen hasta que van a ver uno de sus shows. Alice es sucio, crudo, rockero. Por eso Bowie está mejor visto a ojos del mundo cotidiano”.

Sobre el final del Alice Cooper group, tanto Alice, como el resto, aducen diferentes causas para la ruptura. ¿Cuál es tu opinión de lo que sucedió?

“Aunque hablaré a fondo de este tema en un futuro inmediato, parece que hay tres bandos en esta relación. Alice por un lado, Dennis Dunaway y Neal Smith por otro, y Michael Bruce, que parece el más sensato a la hora de entrar en detalle. Alice siempre comentó que el resto de la banda no quería seguir adelante con el teatro. Neal y Dennis dicen que eso no es cierto, puesto que para la puesta en escena de su siguiente banda (Billion Dollar Babies) aportaron todos sus ahorros en gastos de escenario. Y Bruce comentaba en su autobiografía, que la culpa de todo la tuvo el hecho de que decidiesen tomarse un descanso para que todos grabasen sus discos en solitario. Claro, Alice se quedó con el nombre de la banda y grabó Welcome To My Nightmare. ¿Cómo vas a superar eso? El propio Shep Gordon les dijo al resto de los chicos: “Si Alice graba un disco en solitario y funciona, ya sabéis que no va a volver”. Por otra parte Glen Buxton ya andaba desconectado de la banda, y aunque fuese un grano en el culo, nadie en la banda quería ver cómo un amigo se desintegraba a pedazos. Todos necesitaban un descanso, pero evidentemente, Alice, siendo el cantante y la imagen reconocible en el mundo entero, acabó tomando provecho de la situación. De todos modos, lo de la banda original es admirable. Hubo resentimientos tras la ruptura, como es lógico. Tú hablaste con Neal Smith sobre ello, ya sabes por dónde ando. Pero pocas bandas han mantenido el contacto durante treinta y seis años. Y ellos lo han hecho. Alice fue a ver a Glen cuando este tocaba con Cheetah Crome; Neal y Dennis hicieron las demos de Constrictor; Alice aficionó a Neal al golf en los ochenta; Dennis ha teloneado a Alice en USA con su banda, Mike ha tocado con Neal y Dennis durante un montón de años… No me imagino a otra banda con tan buena relación aún no estando en el mismo bando”.

¿Algún disco en especial que nadie tenga en cuenta, y a ti te guste mucho?

“En nuestro círculo siempre reivindicamos Special Forces. Sucedía en el popu, tanto conmigo como con César. E incluso se destacó en un artículo sobre discos desconocidos de artistas legendarios. Cuando hice mi primer artículo sobre Alice para el Ruta, Alfred Crespo en su columna también habló de ese disco. Por lo que ahora es tiempo de destacar otro fabuloso disco perdido en el tiempo: Zipper Catches Skin. Es un disco atemporal, fresco, divertido, muy Alice. Canciones como «Make That Money», «No Baloney Homosapiens», «Tag You’re It», o «I’m Alive», merecen un reconocimiento. Alice no recuerda haber compuesto esas canciones, pero entrevisté a Erik Scott (el conductor del álbum) y él sí que recuerda cómo compusieron el disco. Comentaba lo creativo que Alice era en el estudio, y cómo intentaba no seguir ningún patrón marcado por otra banda con anterioridad. Por lo menos sabemos que Alice sí compuso ese trabajo”.

Siendo cantante de un grupo, Schizophrenic Spacers, ¿de qué manera te ha influenciado Alice, tanto en lo escénico como a nivel compositivo?

“En lo compositivo: en la diversidad. Nunca debe haber límites, tal y como sucedía en Billion Dollar Babies. Y escénicamente: a ser descarado, a traspasar la barrera entre el escenario y la audiencia”.

¿Cuál es la situación actual de Schizophrenic Spacers? Al cantar en inglés, podríais incluso girar por el extranjero.

“Joder, me encantaría hacer una gira ni siquiera por España. Acabamos de editar nuestro tercer trabajo, Give’ em What They Need, y presentamos el álbum el 15 de enero en Barcelona (Apolo 2). En abril compartimos escenario con Warrior Soul. Esos son los planes mas inmediatos”.

Eres un referente del periodismo rock de este país. Ahora que vivimos tiempos tan convulsos por Internet, cómo ves el papel del periodista rock en la actualidad.

“Creo que sigue siendo tan importante como antaño, solo que ahora un periodista de Rock es un aficionado, como es mi caso. No hace falta estudiar periodismo para realizar un buen estudio sobre un artista. El campo se ha abierto, pero lo importante es el criterio y la personalidad. Todo el mundo puede dar una opinión, ¿pero a todo el mundo se le va a creer por igual solo por tener una opinión? Esa es la confusión de mucha gente en Internet. Creen que solo por ver publicado un comentario, miles de personas van a correr a comprar un disco o ir a un concierto. Se necesita algo más que un teclado de ordenador para resultar creíble. Hay que tener algo para que, al margen de tus amigos, la gente crea en tus ideas”.

comentarios
  1. manel dice:

    GRANDE!!!!!!! Estupenda entrevista y magníficas respuesta. No sabe nada Sergio sobre Alice…Bufffffffff! Saludos.

  2. Edko Fuzz dice:

    Muy buena e interesante entrevista. Felicidades!

  3. SM dice:

    Gracias a tí, Ignacio. La gente como tú hace que todo esto valga la pena.
    Un abrazo.
    S. Martos.

  4. Puedo afirmar con rotundidad que todas esas historias tan supuestamente increibles acerca de sus inicios en el rock, son ciertas, y que me parta un rayo si miento, que hace unos días sin saber porqué, me vino a la memoria la imagen de Sergio y yo en la habitación de su tío rallándonos con la carpeta del “From the Inside”, eso sucedió efectivamente en 1983. Sergio siempre ha amado la música por encima de todo y ha pateado el culo de pesos muy pesados, algunos somos fans de la música, Sergio vive dentro de ella. Felicidades por esta maravillosa entrevista.

  5. Pöpujedi dice:

    Sergio es un crack; el especial que le dedicó a Alice en el Popu está en mi Top 5 de esa revista.
    Ahora que se publican tantas biografías en español, sería bueno que se animase a escribir un libro contando vida y milagros de este hombre.

    Y como Lone Spitfire también lo rompe! El concierto-tributo a Thin Lizzy que se marcaron hace ya unos cuantos años en la Sala Magic de Barcelona fue tremendo. Y no faltaron las twin guitars!!

  6. Joseba dice:

    Enorme Martos. Enorme Reyo. Genial Alice. Cuando me metí a fondo en el mundo de Alice fue tras ver ese especial en el popu de hace algunos años. Una de las cosas que allí ponía era que Billion Dollar Babies podía ser perfectamente el mejor disco de la historia, y no soy yo el que lo vaya a negar. También se hablaba de la influencia de Alice en Bowie, Freddie Mercury, Pink Floyd…
    Gracias por esta pasión que me ha convertido en una persona más feliz. Es una gozada leer a personas que de verdad SIENTEN la música como algo propio.

  7. Enhorabuena a ambos. Aqui otro que ha aprendido lo indecible con las excelentes entrevistas y artículos que ha escrito Sergio Martos sobre Alice Cooper a lo largo de los años. Y eso en un país como España, donde hasta el diario de mayor tirada se burla de él cuando viene de gira, es todo un lujo. Una charla de lo más ilustrativa, que me ha hecho correr a pinchar “From the inside” una vez más.

    • Joan dice:

      Yo odiaba al Alice Cooper que triunfó con el rollo Poison… ¡ese video!
      Pero gracias a la pasión de Sergio, se me cayeron los cojones al suelo cuando descubrí “Love it to dead”, “Killer” y todo lo demás… O sea, que le debo media vida o algo así. Bueno, media a él y media Alice. Que grandes! Preciosa entrevista Reyo.

  8. ignacioreyo dice:

    Muchas gracias a todos por los comentarios. Un buen entrevistado siempre hace grande una entrevista.

  9. Evil Elvis dice:

    Sergio siempre ha sido uno de mis redactores favoritos del Popu. Sus monográficos de Queen, Alice y Lizzy de lo mejor de la revista.

  10. Juan Casado Montilla dice:

    Sergio Martos es un gran redactor.Lo fue en el Popu y ahora tambien en el Ruta.Sus palabras siempre son interesantes y tiene ese deje de fan que hace que te sientas cercano a sus articulos(vamos,como si yo mismo si supiera redactar correctamente lo hiciera).He tenido la suerte de verlo en directo con los Schizophrenic(teloneando a Ian Hunter,gustandome mas Sergio y su clan que el artista a quien iba a ver)y tengo un vinilo firmado por toda la banda.En una de las ultimas ferias del disco me virlo en mi jeta cuando lo iba a coger yo una copia en vinilo de The Last Temptation de Alice Cooper.No vi que era el,porque me quede a cuadros delante del tendero,hasta que me uni al amigo que me acompañaba y nos encontramos con Sergio.Mi colega tiene bastante relacion con el y nos empezamos a enseñar nuestros tesoros adquiridos y cuando vi la copia de Alice,lo conte y nos acabamos partiendo el culo por ello.No le guardo rencor(jeje),se que hara buen uso de el.No me enrollo mas.Suerte has tenido de tenerlo de compañero de curro durante tantos años,ya que es muy majete…

    • SM dice:

      Ostras, tu eras el colega del German. El otro dia coincidí con él en el castelló y me comentó que habían traído las copias japonesas en Cd, de algunos discos clásicos de ALice. Y nada, otros 65 € en Alice.
      Siento lo de la copia en vinilo de LAst Temptation, pero era el único de Alice que no tenía en ese formato. Fue un golpe de suerte.
      Un abrazo muy fuerte.
      Sergio.

  11. Evil Elvis dice:

    Aqui dejo un enlace de un coleccionista de cosas relacionadas con Alice, una habitacion entera!

    No sé si S M iguala o supera a este tío.

  12. israelmaster dice:

    ¡Sergio Martos! Una institución en esto. Reconozco que le he seguido más en el Popu que en Ruta. A mí de Alice me gusta casi todo, aunque puedo comprender que discos como “Trash” no le encajen del todo a quien sea fan de “Killer”, por ejemplo. A mí “Trash” me encanta, pero donde estaba la verdadera magia, para mi gusto era en temas como “Dead Babies” o “Halo of Flies”, de sus primeros años.
    A mí también me molesta que más de un periódico se haya burlado de sus conciertos recientemente: que si es mayor para estas cosas, que si esto ya no se lleva hoy en día…Me duele la falta de respeto que muestra algún periodista que después te pone por las nubes a los Arcade Fire y los considera como el futuro de la música.
    No tengo nada en contra de estos tipos, pero hay que poner las cosas en contexto: Alice Cooper es una LEYENDA VIVA. Deberíamos sentirnos afortunados de poder, todavía, asistir a un concierto de alguien como él.
    Y los Arcade Fire (que insisto en que no tengo nada en contra de ellos), no creo que sean recordados por nadie dentro de 40 años, ni de 30, ni de 20, ni de 10…¿Sigo?
    Me ha encantado la entrevista Ignacio.
    Saludos para todos los seguidores de Alice y del Rock en general.
    Israel.

    • Ese Israel, me alegro de verte, un fuerte abrazo! Sobre el tema de la prensa “seria” española, hace tiempo que aprendí a no tomármela en serio porque antes agarraba cada cabreo que no era normal de las cosas que leía, son un montón de snobs con licencia para publicar, eso es lo que son, no hay que tomárselos demasiado en serio. Respecto a Alice, a mi particularmente me gusta su trayectoria hasta “Da-da”, sus discos posteriores, para mi, tienen momentos, y salvo la última y excepcional trilogía no me llaman demasiado la atención.

      • israelmaster dice:

        Lo de la prensa es para dedicarle un blog aparte… No sé si alguno habeis leído la reseña aparecida en El País sobre los últimos conciertos de Guns´N´Roses en España. Desprecio total y absoluto, incluso por el telonero, Sebastian Bach, al que calificaban como “ex-vocalista de un grupo heavy de tercera” o algo así.
        Reconozco que, de Alice Cooper, tengo bastante olvidados los discos que están entre “Muscle of Love” y “Constrictor”. De éste último en adelante, suelo disfrutarlos bastante más.
        Alice es uno de los grandes de verdad.
        Me ha alegrado leer esta entrevista con Sergio Martos.

  13. ¡ Qué alegría ver al gran Segio martos de nuevo después de tanto tiempo. Hace mucho que dejé de ir a conciertos en bcn para poder atender a mi familia ( en valencia tenemos familia a quie ndejar a las niñas asi que a veces hacemos alguna escapada ). Algo que recuerdo con cariño era las charlas que tenía con Segio sobre rock. Gran músico y gran tipo. Ignacio, eres un crack escribiendo. Con gente como vosotros, que muestra tanta ilusión con la música da gusto. Me lo he pasado en grande leyendo esta entrevista. Alice Cooper es muy grande digan lo que digan.
    Sergio, me alegro de verte de nuevo por aquí. Perdona si en algún momento te he dado la brasa con Bud Spencer y Terence Hill. Cuidate mucho y sigue rockeando duro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s