GARY LUCAS

Publicado: julio 12, 2011 en Gary Lucas

EL SONIDO DEL VIEJO TERROR

 Gary Lucas es uno de los mejores guitarristas que puedas escuchar en la faz de la tierra. Colaborador de Jeff Buckley o Captain Beefheart, en este último año se ha dedicado a poner sonido a los sueños más terroríficos del siglo veinte.

Gran aficionado al cine de terror, Gary Lucas está restaurando algunas oscuras piezas del género, dando música a obras que en su concepción original carecían de banda sonora. Es el caso de la versión española que se hizo de Drácula en el treinta y uno, cuandola Universalfacturaba alternativas de sus películas, en diferentes idiomas, para poder distribuirlas por los mercados no anglosajones.

Es sábado noche, hace frío, y la resaca impide visionar más de una película. Justo en ese instante, se conecta Gary a la red social. Me comenta que está realizando un descanso a sus ensayos para un concierto con material de Jeff Buckley en Italia, así que decidimos realizar por teléfono la entrevista. Tras los preámbulos habituales, preguntándonos por su ausencia de prensa en España, o algún conocido común, caso de Bruno Galindo, periodista y artista de spoken word con el que ha colaborado el guitarrista, damos un sucinto repaso al cine de terror de antaño, cuando la sangre no camuflaba la ausencia de tramas consistentes. No hacía falta, existía el talento.

¿Cómo surgió la oportunidad de crear una banda sonora para el Drácula español?

GARY LUCAS: “El cineasta británico Sebastian Doggart me pidió algo de música para su documental sobre Condoleezza Rice, American Faust. No había dinero, pero a cambio prometió contratarme en el festival deLa Habana, que es donde vive actualmente. Era el festival del nuevo cine latinoamericano, así que necesitaba crear una banda sonora de algo español… ¡y me vino a la cabeza el Drácula español! Recordé que solo tenía diálogo en español y sonido ambiente, pero no música. Lo comprobé, así era. Decidí componer una banda sonora simplemente de guitarra, que subrayara las imágenes en los momentos importantes. Se lo comenté al festival y me lo aceptaron. Lo fui componiendo en hoteles mientras veía en mi portátil la película, incluyendo el hotel nacional de Cuba, uno de mis favoritos, sino de los mejores del mundo. Hice la premier mundial en el cineLa RampadeLa Habana. Tuvomucho éxito allí”.

Siempre se dice que técnicamente supera a la versión de Browning. ¿Con cuál de las dos te quedas?

“En mi opinión, la versión española es bastante superior en cada aspecto que analices.  La edición es más sofisticada, y hay un mejor trabajo de cámara. El vestuario es muy sexy…Lupa Tovar está muy buena en la película (Risas). Y bueno, las actuaciones son más exageradas. Aparte que tiene mayor duración, las tomas de Drácula mirando el mar en Inglaterra desde la bahía alquilada son fantásticas. Esas escenas se dejaron fuera en la versión de Lugosi. La de Lugosi y Browning es más bien una obra de teatro filmada, muy estática. En cambio, en la española hay algo diferente. Se nota que la española se filmó por la noche, e intentaron mejorar lo que Browning había grabado durante el día”.

Aparte de esta versión, también has puesto música al Golem de Carl Boese.

“Son dos de los mitos arquetípicos, de los orígenes del terror. La palabra Golem es hebrea, significa materia sin alma. El vampirismo es recurrente en la mitología griega, el material primario de las pesadillas”.

Siempre el viejo cine de terror…Ya no se hacen proyectos como los de antes, tan inocentes y a la vez tan llenos de misterio.

“¡Desde luego! Por eso me encanta trabajar en pelis de terror. Desde que soy niño me fascinan  las cintas de terror y de ciencia ficción. Solía proyectar versiones de ocho milímetros de los clásicos de la universal en el sótano para mis amigos. Lo bueno de las películas antiguas de terror, es que potencian la atmósfera, no el gore. Me ponen enfermo los films posteriores a los setenta, mostrando tanta sangre y violencia…No dejan nada para la imaginación. Siempre hay excepciones, pero esa es la moda. No me parece que sea muy recomendable, ni para los chavales ni para la gente en general. Prefiero recurrir a los clásicos por eso, son más terroríficos. Mantienen fuera todo ese material y permiten que insinúes en tu cabeza lo que quieras”.

¿Qué opinas de la Hammer y del Nosferatu de Murnau?

“Toda la producción de la Hammer era muy interesante. El uso del tecnicolor, los guiones tan literarios, esos sets elegantes… Las vampiras eróticas que encarnaban actrices como Martine Beswick, Barbara Shelley o Ingrid Pitt, que acaba de fallecer hace poco. En cuanto al Nosferatu original, es muy tétrico, da miedo de verdad. La cara de rata de Max Schreck…es como una versión alemana del mal volviendo a la vida”.

Aunque el nivel haya bajado, se han hecho algunas cintas interesantes de vampiros estos últimos cuarenta años. Por ejemplo The Hunger, The Addiction…

“Me gusta The Hunger, y también el Drácula de Coppola, obviando el detalle de que los vampiros puedan caminar durante el día… ¡Sin que les afecte! No he visto The Addiction. El remake de Herzog del Nosferatu me parece excelente. Ah, y me encanta Abierto hasta el amanecer con Tarantino -que escribió el guión-, Clooney, Keitel, Cheech Marin, Williamson y una súper caliente Salma Hayek”.

Sorprende que también estés poniendo música a Esta Noite Encarnerei no teu Cadaver, de José Mojica Marins. Su personaje de Coffin Joe da pavor.

“Sí, es una de las concepciones más locas jamás hechas de un anti héroe de terror. Marins es un genio. Pude comer con él el pasado verano en Sao Paulo. Estaba allí tocando El Golem, en un festival de terror que llevaba el distribuidor de Marins, Betina Goldman.  Marins es un tipo súper agradable, debe tener ya casi setenta años. Estaba con su novia, una joven brasileña bastante exuberante, y me sorprendió que todavía llevara las uñas tan largas. (Risas). Aún no he finalizado la banda sonora de su película”.

¿Te gustaría colaborar con David Lynch?

“¡Claro! ¿Por qué no? Cuando estaba en Yale llevaba una sociedad de películas de terror con mi viejo amigo Bill Moseley. Se llamaba Things that go bump in the night. Bill es ahora mismo actor, ha actuado en las películas de Rob Zombie The devil’s rejects y The house of 1000corpses, aparte de en la segunda parte de La matanza de Texas. El caso es que queríamos escribir un guión sobre el Wendigo, un monstruo de la mitología india americana. Nos juntamos varias veces en el verano del ochenta y dos para desarrollar la idea.  Solíamos ir al White Horse Tavern, en el West Village de Manhattan. Es un gran bar, bastante viejo. Allí fue donde Dylan Thomas se bebió a sí mismo. Una noche antes de ponernos a escribir, fuimos a ver Cabeza borradora. Nos impactó tanto que decidimos dejar de lado nuestro guión. Es una de las más poderosas, extrañas e imaginativas películas de terror. No tenía sentido que siguiéramos con nuestro proyecto. Lynch incluso se superó a sí mismo en algunas escenas de Terciopelo azul, o en Mulholland Drive, en la secuencia entre la chica rubia y morena en el club del silencio. ¡Esa secuencia es demasiado! (Risas) Hablé una vez con él. Es muy fan de Captain Beefheart, así que quién sabe si algún día podemos hacer algo juntos”.

Tengo entendido que a Captain Beefheart le gustaba el terror.

“Beefheart me dijo una vez que las películas de terror son la única realidad. Le encantaba The Brainic, y The honeymoon killers, la versión original, que es una de las películas más escalofriantes de todos los tiempos. Cuando me recomendó la peli, ¡me dijo que así es como deberían ser todas las pelis de terror! Conocí a Tony Lo Bianco, que protagoniza el film, en una fiesta en el MoMA. Le dije lo mucho que me gustaba esa película, y lo curioso es que se sentía avergonzado de haber participado”.

Esta semana he vuelto a ver un par de veces en directo a Alice Cooper. ¿Crees que es el artista, de Rock, que mejor ha sabido conjugar el lenguaje del cine de terror en ese contexto?

“Bueno, me gusta lo que hacía cuando empezó a ser popular, pero nunca lo he considerado más que entretenimiento rockero, quizá con un punto más divertido.  Los elementos de terror nunca sobresalían, ni siquiera en un tema como ‘The Ballad of Dwight Frye’. Alice es muy agradable. Lo conocí hace unos años en un concierto benéfico que organizó Chris Cornell. Fue súper amigable. El único problema es que es de derechas y yo soy izquierdoso”. (Risas)

¿Y el clip de ‘Thriller’ de Michael Jackson?

“Oh, es divertido. Y me gusta cómo utilizaron la voz de Vincent Price, pero resulta demasiado espectacular y show biz para mi gusto”.

Dado que has viajado por todo el mundo, seguro que has vivido alguna situación en la que pensarás: “¡Dios mío, esto es de peli de terror!”

“Sí… Una vez, en una zona rural de la república checa, me hospedaron en una especie de Motel Bates, con luz de neón y todo. El motel se encontraba al final de una carretera bastante desierta fuera de la ciudad, a una hora de Praga. Mi tour manager y productor, Richard ‘Faust’ Mader, me invitó a tocar canciones folk en un pub donde se reunían los intelectuales del folk patrio. Lo que hacían, básicamente, era coger estándares americanos de folk, quitar las melodías e incluir letras checas. Al final, se ponían a tocar y a cantar todos juntos bastante bebidos…El caso es que después de una hora me cansé, y decidí volver solo al motel. Nada más salir y empezar a caminar por la carretera, me rodeó la mayor niebla que he visto en mi vida, y sentí la presencia de algo maléfico al acecho. No te podría decir qué era exactamente, pero sí que se podía sentir y que parecía demoniaco. Continué intentando buscar la luz de neón, aunque no podía ver más allá de un paso. Resbalé con el hielo, y me pareció que aquello se me echaba encima…Me di la vuelta y me puse correr como alma que lleva el diablo hasta el Pub. Dentro seguían con la fiesta, pero insistí a Faust para que me acompañara de vuelta. Nada más dejar el pub juntos, volvió a cubrirnos la niebla. A Faust le parecía curioso, como una película de Hitchcock. Seguimos andando y finalmente pudimos vislumbrar la luz roja de neón en la niebla. Faust me dejó dentro y se volvió, pero la verdad, me afectó tanto que me sentí, literalmente, atrapado en una película de terror”.

Enero 2011. Rockzone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s