SCOTT-HERON

Publicado: enero 7, 2012 en Scott-Heron

ME AND THE DEVIL

Este pasado mes de mayo perdimos una de las voces más importantes de la contracultura, del poder redentor de la palabra hablada y rimada, un ser tan contradictorio como fascinante. El creador que supo que la revolución no terminaría siendo televisada…al menos no en el siglo veinte, ni tampoco ahora, obligados al premontaje y la censura inmediata.

Una vez me dijo Cedric de Mars Volta que el rap llegó a considerarse el nuevo punk. Más allá de que sea un titular efectista y curioso, que destrozó en otra entrevista Sage Francis (“más bien el punk es el rap de los blanquitos” respondió), se olvidaba de que antes de cualquier otra perspectiva, estaba la del blues primigenio como fondo que aglutinaba todo- la queja y la alegría-, y que llegó al rap a través de diferentes filtros, uno fundamental: Scott Heron. El punk no fue la fuente de todo, la fuente de todo estaba en África.  Heron se sabía acorde de esa tradición, deseaba romper con las mentiras del mundo moderno, que no deja de ser en realidad igual que el mundo pasado y futuro. Scott Heron embadurnó sus críticos comentarios sociales, sus soliloquios sobre la vida de la mejor música en esta existencia, de la música de su raza, de la música negra en diferentes vertientes: desde el soul al jazz o el recuerdo a las esencias primigenias africanas. Incluso supo aprovechar  en su último esfuerzo creativo, -tras años de olvido, de desgracia en cárceles  cayendo en trampas que él mismo denunció- nuevas tendencias; una especie de soul electrificado y ralentizado, trip hop del siglo veintiuno en I’m New Here. Su versión de ‘The devil and me’, y su video clip, reflejan perfectamente el imaginario de Nueva York en estas últimas dos décadas.

Lo mejor que grabó está en su cosecha de los turbulentos setenta; el apoteósico Winter in America junto a su mayor colaborador Brian Jackson, su debut Piece of a Man,  From South Africa to South Carolina de nuevo con Brian Jackson…En realidad, soy de los que piensa que cualquier álbum de Scott Heron es recomendable. Hasta un álbum como Movin Target es delicioso. Esa voz regia, de experiencia que aglutina todo, es como la voz de Johnny Cash, una voz de guía supremo, de maestro entre maestros.

Ahora que el rap se ha desvirtuado y vendido al status quo, y la patética estética bling bling inunda todo, bien vendría que recordásemos a Scott Heron como uno de sus artífices, de su mensaje social, más cerca de Public Enemy que de un fantoche como 50 Cent.

Volvemos a vivir (¿acaso alguna vez lo dejamos de hacer?), una época de incertidumbre, de derrumbe, de caos. Dado que esta sección se constituye espacio imposible, como pasa en cada artista, de un análisis ceñudo, lo mejor que podéis hacer es salir de vuestra casa y transpirar los mensajes de Scott Heron, sus sueños, sus esperanzas, sus reivindicaciones. Supongo que referirme a ciertos movimientos sería demasiado fácil, así que mejor adecuarlo a vuestra revolución particular.

Publicado en la sección De Culto de RockZone (septiembre 2010), y modificado para el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s