TRANSFERENCIA DE PERSONALIDAD

Publicado: septiembre 10, 2012 en Series, Televisión, The Walking Dead

En las relaciones personales que establecemos, sobre todo en las duraderas, se da una especie de transmutación. El cambio puede ser unidireccional o bidireccional. El grado varía en cada caso. Somos el río que se transforma y que transforma en la misma medida que nos adentramos en otras corrientes.

SPOILER, SPOILER, SPOILER…..TRANSMISIÓN CORTADA.

El duelo por erigirse como rol de mayor importancia en el grupo de supervivientes de The Walking Dead, establecido en Rick y Shawn, no sólo marca la muerte del segundo. Por lo visto en el último capítulo de la segunda temporada, también marca la actitud del primero. Desarticulada ya su paciencia, su autocontrol frente a los agentes tóxicos, Rick se contagia de rasgos del fallecido. Shawn es una bomba de relojería, activa en los demás resortes previamente inéditos en sus conductas. Cuando explota, la onda expansiva afecta de golpe a Rick. No es que Rick no tuviera esas pulsiones en su interior, pero debido a factores exógenos y, sobre todo, a su elección personal dentro del libre albedrío, decide enfocar el liderazgo desde una perspectiva más democrática y humanista, menos dictatorial, de sacrificar peones en la partida. El viaje al descampado, al fin de la noche, obliga a Rick a exteriorizar ese pequeño tanto por ciento. Sacrifica a quien pide sacrificios. Shawn ha muerto físicamente, en cuanto a ser racional y zombie, pero ha contagiado a Rick con parte de su virulencia, de esa aura que atenaza de miedo a los demás miembros del grupo. Shawn es el respeto ante la violencia del más fuerte, el individualismo más descarnado, el maquiavélico déspota cuya única finalidad está marcada en rabia camuflada de amor. Solo sobrevive quien le importa, quien le es útil, a nivel sentimental o en su organigrama de mando. El resto, son intercambiables, sino directamente desechables.

A esperar a lo que suceda en la tercera temporada, en el capítulo decimotercero de la segunda temporada, Rick adopta patrones de conducta de Shane, patrones que poco a poco ha ido adaptando conforme a la relación con su mejor amigo se extinguía como una cerilla rodeada de botes de gasolina. El futuro es o tú o yo. Shane gana muriendo lo que Rick pierde viviendo. La esperanza radica en que Rick posee un sentido comunitario que puede redimirlo de la sombra de Shane. El papel de ambigua Lady Macbeth jugado por Lori en esta partida da para otro artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s