GARBAGE

Publicado: julio 9, 2013 en Música
Etiquetas:

PROGRAMA DE RECICLAJE 2012

Garbage 2012

Shirley Manson y sus chicos regresan con Not Your Kind of People. La puesta a punto de un grupo, Garbage, que a finales del siglo veinte creaba modas, no las seguía. ¿Lo habrán conseguido de nuevo? El catorce de mayo la respuesta.

Desde que se inauguró este nuevo milenio, Garbage han tenido que pelear en una guerra artística perdida de antemano; superar los dos discos que los alzaron como uno de los máximos exponentes del rock de fin de siglo, aunando modernidad y clasicismo pop. Su debut homónimo y el reciclaje que supuso Version 2.0, creaban lugares de referencia para las futuras generaciones de melómanos. Son trabajos clave para entender el zeitgeist musical de los años en los que un ya declinante grunge cohabitaba con nuevas tendencias electrónicas, el nu metal y otras variantes del espectro pop. Adecuaron la fragmentación de las remezclas al formato de canción y, de paso, atomizaban las etiquetas que tanto gustan entre los aficionados. Ni Beautiful Garbage, ni Bleed Like Me, podían competir con semejantes hallazgos, sólo reiterarlos con menor acierto e introducir, en algunas canciones, ligeras variaciones estilísticas que transformaban al grupo en otra banda más con chica al frente. No fueron malos discos, pero sí incomparables a la onda sísmica creada por sus predecesores. Quizá fuera ese desgaste, quizá también la voraz maquinaria de una industria que exige sacrificios continuos en pos del dinero, lo que hizo que Garbage explosionaran tras un grandes éxitos. Pasado un tiempo de descanso, vuelven con Not your kind of people, un disco que podrá gustar en mayor o menor medida, pero que muestra un valiente paso al frente en la evolución del grupo sin perder las esencias, un disco que sólo Garbage son capaces de registrar.

Para hablar del disco, las vicisitudes del grupo estos últimos años, o el cambio de paradigma después del huracán alternativo de los noventa, tengo una entrevista en persona con Shirley Manson. Desafortunadamente, por cuestiones ajenas a ella y a la organización española, la hora de la entrevista se adelante y me es imposible acudir. Gracias a Ana Naranjo puedo hablar con Shirley vía telefónica en su camino en taxi hacia el aeropuerto. Hagamos un inciso personal. El arriba firmante, antiguo mitómano descreído por la edad y diferentes encuentros con artistas a los que admiraba, todavía mantiene algunas excepciones, y Shirley está entre ellas. Sólo había estado tan nervioso antes de una entrevista con David Lynch, y así se lo comento a la cantante cuya voz tantas veces me ha acompañado (y continua haciéndolo) en mis mejores y peores experiencias vitales. Afortunadamente, Shirley es la estrella de rock que uno sueña en sus años de pubertad: empática y agradable. “Créeme, no hay nada por lo que estar nervioso. Me siento halagada, pero soy la persona más nerd del planeta. (Risas) Sé tu mismo y todo irá bien”. Una vez roto el hielo (incluyendo una sincera disculpa por los problemas de agenda), se inicia la entrevista.

Empecemos con el nuevo álbum de Garbage, Not Your Kind of People.

SHIRLEY MANSON “Para mí, ha sido un placer crear este disco. Como banda, hemos grabado con la mente abierta. Llegamos a una situación en que no teníamos expectativas sobre nada. Ni sobre nosotros, nuestra carrera u otras bandas. Queríamos crear un gran disco, y sentimos que lo garbage-not-your-kind-of-peoplehemos conseguido. En cierta medida, es como un nuevo comienzo para nosotros. Estamos muy ilusionados”.

¿Qué pasó en el lapso de tiempo entre este trabajo y el anterior, Bleed Like Me? La distancia es de siete años.

“Llegamos a un punto en que todo iba demasiado deprisa. Debíamos parar. Perdimos la perspectiva sobre por qué teníamos grabar discos como primera opción. Estábamos inmersos en un círculo de girar, hacer un disco, girar…Habíamos dejado de lado nuestro propósito, nuestra función como banda y artistas”.

¿Alguna de las canciones para el que iba a ser tu disco en solitario han terminado en el disco?

“La verdad es que no. Intenté publicar un disco a mi nombre, sí. De hecho, escribí todas las canciones con otros músicos, se las llevé a mi sello y no los vi del todo interesados. No querían esa clase de música que les ofrecía, preferían un disco de Pop, algo que se pudiera radiar internacionalmente. Aquel fue el problema. Y no es el tipo de idioma que hablo, no estoy influenciada por el pop, supongo que estoy más marcada por un estilo alternativo. Era una situación en la que me comprometía a mí misma, y no sentía mucho interés en hacer algo de esa manera. Así que simplemente dejé el tema, abandoné la música por un tiempo. En el sentido de que no respaldaba esa ambición del sello, no pensaba en la respuesta del público a nivel comercial. Eso fue todo”.

Garbage surgisteis poco antes de que el mundo alternativo desapareciera. ¿Erais conscientes de formar parte de algo diferente? Porque en los noventa, había espacio para vosotros, Nine Inch Nails, Faith No More, los grupos de Seattle…y ahora no existe una plataforma que apoye grupos que tan distintos. El ejemplo obvio es tu disco en solitario.

“Estoy de acuerdo. Siento que existen muy pocas oportunidades para que los artistas o grupos alternativos sean oídos hoy en día correctamente. La posibilidad de sonar en la radio, por ejemplo. Garbage tuvimos mucha suerte, empezamos cuando la música alternativa se filtró en el mainstream. Los noventa fueron una gran época para lo alternativo. En cambio, en los últimos diez años todo gira en torno a la música pop. No parece que haya un espacio para bandas como la nuestra. Aún así, creo todavía puedes crear la música que desees, estar preparado para ir en contra del mainstream e intentar que el público entienda de donde vienes y lo que haces. Eso es lo que Garbage intentamos con este último disco”.

En este milenio la tendencia predominante es el pasado. Regresos de grupos legendarios sólo para girar, reediciones de álbumes, aniversarios…Es bueno que Garbage empecéis con un disco nuevo antes de tocar en directo. ¿Por qué crees que se da esa circunstancia? En vez de crear, se reproduce lo antiguo.

“Creo que la gente, o las bandas y los músicos, están asustados. Es un sentimiento de inferioridad. No quieren arriesgarse intentando competir en una cultura moderna, prefieren vivir de su éxito pasado, lo que pasó en otros tiempos. Es más confortable basarse en lo de antes que evolucionar y seguir adelante. Nosotros estamos interesados en continuar, en romper esas ataduras, en luchar por un disco nuevo que conecte con el público, que los sorprenda. Podemos manejar esa situación porque aún estamos ilusionados en crear algo nuevo y diferente”.

En todas las bandas hay un arma secreta, algo de lo que no se percata el público al principio. Por ejemplo, en Joy Division el bajo es la clave de las canciones. Los aficionados se fijan en Ian Curtis, o sus letras, pero no se dan cuenta que el motor es el bajo de Peter Hook. ¿Cuál dirías que es el arma secreta en Garbage?Garbage 95

“Nuestra arma secreta son nuestros aciertos y nuestros puntos débiles. El hecho de que nunca hemos sido cool o hipsters, ni hemos formado parte de ninguna escena en particular. Hemos pasado por el trip hop, por el rock alternativo americano, por movimientos electrónicos…sin quedarnos atados. Existimos en un territorio propio, somos outsiders. Esa es nuestra arma más preciada, porque pienso que ya hay demasiados grupos perfectos para el mainstream. Estoy deseando encontrar gente que hable nuestro idioma. Y quizá nuestra ventaja es esa, que somos conscientes de nuestros puntos débiles y hablamos de ellos: de sentirte frágil, solo y vulnerable…Al hacerlo invitamos a nuestro mundo a todas aquellas personas que también se han sentido así. El resto de personas, ya tienen otros grupos”.

Tus letras son muy honestas. Muestras tus sentimientos, da igual que éstos sean positivos u oscuros. ¿No te sientes vulnerable cuando lo expresas por primera vez al resto del grupo y a tus fans? ¿O es un método de ayuda, de sentirse mejor tras escribir sobre determinados temas?

“Es un poco una mezcla de ambas cosas. Cuando expresas la verdad sobre ti misma, sí que te encuentras en una tesitura de vulnerabilidad, pero también crea un efecto catártico. Escribir sobre tus miedos más negativos o problemas, te hace sentir mejor. Mi madre nos educó para que no escondiéramos nuestros miedos, que la contáramos si nos sentíamos asustadas por algo. Es algo con lo que empecé pronto, compartir mis problemas con la gente que amo. Lo veo igual en las letras de las canciones. Desde luego que supone un riesgo, solo que al final resulta beneficioso”.

Mejor que ir a un psiquiatra.

“Exacto”. (Risas)

Para muchas personas que crecimos y pasamos nuestra adolescencia en los noventa, tú has sido un modelo de conducta. En cuanto actitud, una visión ante la vida…Luego creces y forjas tu propia personalidad, pero en la pubertad, siempre estás pendiente de cómo actúan o lo que dicen tus ídolos. ¿Notas cierta responsabilidad sabiendo lo que tus actos o palabras pueden provocar?

“Claro. Sería una mentirosa si dijera que no estamos en una posición en la que podemos influenciar a los jóvenes en su manera de encarar el mundo. Yo también he estado enamorada de mis ídolos musicales, y me preocupaba todo lo que tuvieran que decir. Me sorprende que haya gente que crea en nosotros a lo largo de los años. Puede ser frustrante, pero también un privilegio. En muchos aspectos, es una responsabilidad. Soy, o al menos intento ser honesta y responsable conmigo misma y mi actitud ante la vida. Es todo lo que puedo hacer, expresar a la gente a través de esa actitud a que vivan su vida como quieran, que se puedan realizar con un sentido vital propio”.

Actualmente tu día a día es en Los Ángeles. ¿Qué echas más de menos en Escocia? No me refiero a las tierras altas o el whisky (risas), sino algo más profundo, algo que no añoras hasta que llevas una temporada viviendo en otro país.

Escocia“Lo que más añoro es que los escoceses hablamos de los sentimientos, lo que nos preocupa. Nos juntamos en un pub y nos contamos nuestras cosas. La comunicación que existe en Escocia, eso es lo que más echo de menos”.

¿Resulta difícil ser persona en un sitio como Los Ángeles? Parece una ciudad muy dura, una ciudad vampiro. Casi nadie es de allí, todos van a parar a Los Ángeles en un intento de cambio, y ese cambio, generalmente, no termina siendo como se soñaba.

“Sí, es una ciudad muy dura. Perdona, estoy recogiendo mi equipaje…Es una ciudad curiosa, posee un espíritu muy raro. No es que exista un sentimiento de comunidad, apenas ves personas por la calle, más bien ves personas conduciendo. Parece una ciudad fantasma. Pero cuanto más la vives, más alicientes disfrutas, alicientes que no se suelen mencionar. Debes vivir en la ciudad un tiempo para sentirte bien”.

Me gustaría hablar ahora del pasado. En Goodbye Mr. Mackenzie cantaste el tema ‘Normal Boy’ y…

“No me puedo creer que menciones un tema de Goodbye Mr. Mackenzie, ¡wooh!” (Risas)

Me encanta esa canción. ¿Fue la primera vez que consideraste la posibilidad de ser la cantante principal de un grupo?

“No me sentía como una cantante principal, porque Martin (Meltcalfe) era el cantante, el encargado de poner la voz en las canciones y quien me pidió que cantara esa canción con él. Pero siempre me animaba a ser cantante, el siempre creyó en mí, confiaba en mi hasta el punto de que cada vez hacía más voces y fue a través de sus ánimos como lo conseguí”.

¿Cómo recuerdas el disco de Angelfish? Lo considero una obra de culto, un disco muy especial. De hecho, solía pinchar los dos primeros temas en clubs siniestros.

angelfish“¡Eres un fan de verdad! Lo primero, muchísimas gracias, es muy amable por tu parte decir eso. (Risas) Me encanta ese disco. Además, sin él no habría llegado a Garbage, es el verdadero inicio de mi carrera. Fui muy feliz haciéndolo. Lo produjeron Chris Franzt y Tina Weymouth de Talking heads, dos de mis ídolos. Tina Weymouth fue la primera mujer, la primera estrella del rock que conocí que creía en mí, que me apoyaba. (Se oye de fondo una voz que la avisa del embarque. N.del R.) Oh, me llaman para coger el avión…Lo siento muchísimo, de verdad. Muchas gracias”.

Gracias a ti. Espero que podamos vernos en Bilbao y terminar la entrevista.

“Eso está hecho. Tenemos un trato”.

Posdata: El trato se cumplió.

Publicado en RockZone, Mayo 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s