CADA DÍA ES EXACTAMENTE LO MISMO

Publicado: marzo 31, 2014 en Blog

R-656547-1204966289El efecto que provoca, promueve en mi psique la noche es similar al de una sustancia que hace más mal que bien, a pesar de sus instantes de placer. Digamos que me siento liberado de lo que odio y amo en la noche, sufro menos turbulencias en mi mente, simplemente vivo, con indiferencia e intensidad. La derrota es saber su efímero recorrido, la celeridad que ahorca a esas horas. Teoría de la relatividad.  Dicho de forma precisa y sin tantos rodeos: lo peor de la noche es que se termina. Al día siguiente el despertar siempre es desagradable, un brusco golpe de realidad vital, de sentimiento parasitario y absurdo en la sociedad que regentas. No lo mejora que leas las aventuras heroicas de filántropo que relata Bernard-Henri Lévi en su correspondencia digital con Michel Houellebecq, tan llenas de brío, de lucha constante frente a la injusticia.  ¿Y tú qué haces? Te revuelves en la cama intentando conciliar un sueño que no repara, y te envenenas pensando en lo que podías, puedes acometer, y las barreras que te impones, o te impone tu código genético. Y el pensamiento activo nocturno, en el que procesas vida, en el que no hay nada más allá de eso, que es bastante, a veces el todo, se convierte en una nada grisácea, como el cielo de cada amanecer en una ciudad del norte.

¿De dónde sacaron tanta fuerza ciertos personajes históricos, que lo tenían peor –mental y físicamente-, para elaborar tanta existencia? ¿Acaso era todo pose, palabrería y nada de acción, como se decía en un capítulo de la tediosa ‘Californication’? Y aún así, la pose, la palabrería, si son de calidad y ocupan el mismo número de páginas que un manuscrito de novela, son más meritorias que transcribir, traducir, prologar las palabras de otros.

En un inciso mientras escribo estas líneas, observo por la red la cantidad de cursos, de iniciativas, de nuevo, de existencia que producen otras personas. Y vuelvo a incidir en uno de los pocos pensamientos claros que tengo: me gustan tanto las entrevistas porque pregunto a los demás cuestiones que no sé responderme. Según Cristina Scabbia sobre la exposición de las personalidades que los individuos ofrecen en Internet:  “Proyectas en Facebook, Twitter o lo que sea, una personalidad que no es la tuya. Está bien intentar mostrar nuestra mejor versión, no tanto querer parecer mejor de lo que somos. Eso es un error. En las redes sociales todos aparentan ser famosos fotógrafos, modelos, nadie menciona que trabaja en una oficina o tienen un trabajo normal. Esa es la parte peligrosa de Internet, sacar de ti algo que no es real, creando relaciones que no son reales”…No sé si es la realidad o la respuesta que deseaba, sólo sé que me alivia, y que no es un alivio sano. Por la tarde todo irá mejor, reconozco que “cada día es exactamente lo mismo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s