EL REGRESO DE TWIN PEAKS

Publicado: marzo 5, 2015 en Televisión
Etiquetas:

141006121835-david-lynch-story-topEntre los siete y los nueve años, mientras mis hermanos pujaban por el mando de televisión, y explosionaban Nirvana, o veías el adiós en vida que supuso “Innuendo”, recuerdo, con la nitidez de realismo mágico occidental (si es que ese concepto pudiera existir), la sintonía de abertura hacia un pueblo onírico, de sonora pronunciación. Imposible disociar el gótico americano, lleno de carpinterías, bosques, atmosféricas secuencias, con la melodía de Angelo Badalamenti. “Twin Peaks” se echaba en horas en las que supuestamente los nacidos en que el chico de la moto murió, no debíamos estar despierto. Oasis en el arenal de putrefacción, basura que era Telecinco. Ahora ni tienen esas aguas con las que saciar su sed de sanar su patética parrilla.

Destellos de un pasado en que todo parecía posible, hasta ser libre de poder vivir de tu sueño. Inocencia degenerada en pesadilla.

No, no fui precoz y vi la serie entera en su época de esplendor, sólo fragmentos, episodios que se quedaron retenidos en mi psique de la misma forma que un accidente rompe la cáscara de huevo que regía el mundo feliz que nos prometían los cuentos del ayer, igual que esa chica que apareció para no volver.  Vi Twin Peaks casi en su décimo aniversario, en un regalo. Su ínfima primera aparición en dvd, escasa a todas luces, pero a falta de nada, oro puro. Recuerdo las veladas nocturnas en el colegio mayor viviendo, traspasando el límite entre realidad y deseo, frente a la pantalla gigante del salón de actos. Igual que he negado verla en su momento, afirmaré que no me gustó su final, que me dejó una herida que tardo en supurar. Y ahora me entero que Lynch pretende recuperarla y solo pienso que aún sin gustarme, prefiero que las cosas se queden como están. Demasiado tarde, más aún cuando me respondió en una entrevista: “Twin Peaks” es un recuerdo lejano. Me encanta el universo de “Twin Peaks”, me encantan los personajes, y las posibilidades que ofrecía ese universo, pero es algo que veo muy lejano. Ya no suelo pensar mucho sobre ello, la verdad”. Los ingleses tienen la expresión correcta. Let The Sleeping dogs lie.

Publicado en RockZone.

comentarios
  1. Félix, a secas. dice:

    Hombre, es que ese final era totalmente estúpido y no era como Lynch pretendía terminar. La cadena interrumpió la serie y todo se fue al garete. Yo creo que los fans nos merecemos una conclusión a la altura de las circunstancias, aún después de tanto tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s