ANTEMASQUE

Publicado: marzo 30, 2015 en Música
Etiquetas:

¿TERCER ACTO O PARÉNTESIS?

Antemasque-tutupash2

Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala retoman su amistad y, por ende, su simbiosis musical. Si en  la cultura del zen del protagonista de la difunta serie ‘Life’ uno más uno es uno, y no dos, Antemasque sería la confirmación definitiva de que el dúo ha sabido consensuar y resolver sus distancias, creando un grupo que, definitivamente, se asemeja más a una democracia.

El final de The Mars Volta y las fricciones que ya arrastraban Omar y Cedric antes de sacar su último disco, ‘Noctourniquet’, fueron una de las máximas sorpresas de la escena musical. En otra década, hablaríamos del final de una banda legendaria, como en su tiempo sucedió con Jane’s Addiction, Soundgarden o cualquier grupo que se os pase por la cabeza,  que marcara un antes y un después, que transmitiera con su música un universo propio. Los tiempos han cambiado, ya lo predijo Dylan. En pleno 2014 las noticias desaparecen con la misma celeridad con que han aparecido. Sólo una minoría de bandas de Rock, que se pueden contar con los dedos de una mano tullida, retumba en los oídos del ámbito público. Tampoco saldrían destacados en los noticiarios extramusicales. Ese vector es lo que ha conseguido que apenas hubiéramos sabido hasta la reciente reunión en Antemasque de los dos amigos qué sucedió, y por qué. En la entrevista Omar aclara todos esos agujeros negros. También explica este nuevo proyecto que, honestamente, sin ser un producto vacío, no llega a la altura del grupo predecesor, que los hizo aún más visibles que en At The Drive-In. Rock conciso, ausencia de cambios de registro sonoro inesperados, accesible y que se encuentra a medio camino del garage y del pop. No se eleva a la agresividad de At The Drive-In, ni a la imaginación de The Mars Volta. Diez canciones que sin perder los manierismos inherentes a los protagonistas de la historia, se quedan en un progresa adecuadamente. Curiosa la balada ‘Drown All Your Witches’, lo más asequible que han grabado hasta ahora. Al menos nos queda la esperanza de los múltiples proyectos de Omar, y, dado lo inusual de ambos, quién sabe si este proyecto avanzará hacia directrices menos obvias, más interesantes y arriesgadas.

Es la cuarta entrevista con Omar, y sospecho que al decir que me reconoce, se trata de pura cortesía y amabilidad del músico más imaginativo,  articulado de nuestra actual generación.

¿Qué originó Antemasque? Ha sido todo muy repentino. De separarse The Mars Volta y no saber nada a escuchar de nuevo música tuya con Cedric.

Omar Rodríguez-López: “Los inicios fueron super… temo usar la palabra orgánico porque se usa tanto hoy en día, pero muy orgánicos, muy naturalmente. Estábamos jammeando Formación AntemasqueCedric y yo, empezamos a tocar la guitarra, yo le enseñé algo, él me enseñó otra cosa y dijimos ay, vamos a trabajar esto. Él con la batería.  En el inicio de la banda  era el baterista también (Risas). En un cuartito, de ensayo, yo tocaba la guitarra las canciones y él la batería, escribiendo sus letras, se ponía a cantar, y lo grababa. De repente, cuando llegamos a una grabación más profesional, marqué a mi amigo Flea, que tiene un estudio en Los Ángeles, donde vive Cedric. De hecho, respondió, “sí, estamos acá en Malibú haciendo un disco de los Chili Peppers, no hay nadie ahí, si queréis usarlo, usadlo por un mes”, y yo chévere. Nos pusimos a grabar las canciones y decidimos contratar un baterista más fuerte. Cedric no había tocado mucho tiempo. A mí me encanta cómo toca, solo que se sentía un poco incómodo con tocar la batería en el disco. Le marcamos a David Elitch, un poco cabrón, como está en el disco. Obviamente, estando en el estudio de Flea, necesitábamos un bajista. En dos días hizo todo el disco. En vez de seguir el proceso normal para nosotros, que es hacer el disco, mezclarlo, masterizarlo, el sello, la promoción, el bla bla bla, que toma muchos meses, dije voy a hacer lo que hacen los jóvenes hoy en día que ponen las canciones en la red. No es que sea viejo. (Risas) Pusimos tres canciones para que la gente conozca el grupo. Fue un poco al revés. La gente donó dinero, y con ese dinero grabamos el segundo disco. Mientras, en ese tiempo, tuve que fijar cómo íbamos a sacar este disco, el sello, la promo, que es cuando la gente ya conoce el disco. La buena onda es que estando de gira, y a pesar de que el disco no había salido, la gente conocía las canciones”.

¿Ya habéis grabado un segundo disco? Veo que sigues hiperactivo…

“Sí, sí, grabamos un segundo disco y ese también está padre, me gusta mucho. Tiene otra onda. Es la personalidad de este grupo, Antemasque, canciones más precisas, más directas, cortas. Sí suena como un segundo disco, no como una extensión del primer disco”.

Sinceramente, The Mars Volta fuisteis, en mi opinión, la mejor banda del milenio y al romper, me dejasteis helado, como si tu novia te dejara. (Risas mutuas) ¿Qué sucedió? ¿Por qué decidisteis separaros?

“Porque sí. Ya era tiempo. Hicimos At The Drive-In por diez años, The Mars Volta por trece años. De repente las cosas se calman un poquito y necesitas hacer otras cosas. Así sucede. La media explota la situación y hace la situación más grande de lo que fue. Para nosotros fue más sencillo. Tuvimos un pleito, no un pleito… discutimos algo por primera vez en veinticuatro años, lo cual es increíble si lo piensas bien. Desafortunadamente lo hicimos en público, somos personas que hacen cosas en público y se habla. Para mí estaba cansado de Mars Volta, no quería hacerlo, no estábamos de acuerdo, y se quedó en eso. No era algo tan dramático. Somos una pareja de veinticuatro años”.

Tras romper, vino la reconciliación. Generalmente, las reconciliaciones son más apasionadas. (Risas)

“Sí, lo mismo. Fue buenísimo. Nuestra primera discusión, fue a ver cómo mejorar la situación. Yo no sabía que te sentías así, ni tú que te sentías de esa manera”.

¿Qué significa Antemasque?

“En los tiempos antiguos, en Grecia, siempre había como una mini obra que sucedía entre la obra. En mitad de la obra, sacaban una mini obra en contraste a la obra principal”.

¿El álbum en sí posee algún concepto o preferís que cada canción sea independiente y tenga su propio significado?

“Son canciones y ya. Es todo mucho más sencillo, ligero. (Risas) Mars Volta era mucho más pesado en cada aspecto”.

Las letras continúan siendo crípticas. Cedric da pie a que cada persona pueda interpretarlas desde múltiples perspectivas.

“Claro. Lo interesante para él, y para mí, es que aún siendo sencillas, son muy diferentes a lo común. Eso es dado a la personalidad de Cedric. Así escribe, algo increíble”.

De The Mars Volta, qué disco posicionarías en lo más alto.

frances the mute“El mejor disco…‘Frances’, el segundo. Ese fue el mejor porque el inicio era algo muy violento; dejar el otro grupo, la incertitud de todo, vas haciendo canciones, mucha ansiedad…a otras personas les encanta ese sonido. Para mí llegamos a un lugar donde habíamos girado, este es el grupo, nuestra propia onda, vamos a hacer otro disco. Fue el más difícil, que siempre es lo mejor. Lo que te cuesta bastante trabajo da muchos frutos. Fue super tardado, super involucrado. La primera vez que pude grabar con una orquesta, fui a Puerto Rico a colaborar con el pianista Larry Harlow, una leyenda de la salsa. La experiencia en sí super increíble”.

Parece un milagro el éxito que alcanzasteis The Mars Volta. En Antemasque, qué expectativa de éxito albergáis.

“Pues sí. Yo lo veo que hemos sido super afortunados. El primer milagro, At The Drive-In, mirando la época, el contexto, esa música era una cosa rara de punk que fuera mainstream.  Mars Volta fue un milagro aún más grande, canciones de siete minutos, de catorce minutos, psicodélico…el hecho de que fue un éxito enorme fue el segundo milagro. Yo estoy contento con dos milagros. Si Dios quiere enviarme un tercer milagro, está bien, pero no lo necesito”.  

Antemasque es un sonido rockero y norteamericano. ¿Has pensado realizar por tu cuenta proyectos más latinos?

“Sí, ya he grabado varias cosas de guajira y guaguancó, lo que es la salsa. Edité una canción. Siempre toco música tradicional. Quiero grabar en Puerto Rico y que toda mi familia sean los músicos”.

¿Quién cantaría?

“Lo más seguro mi padre, está jodiendo que quiere cantar. Él es un cantante, tiene un grupo. Compuso dos canciones de una de las bandas más importantes de allí, El Gran Combo de Puerto Rico, ‘Reina de mi vida’ y no recuerdo la otra. Quiere venir, subirse al escenario y cantarlas con nosotros”.

¡Psiquiatra y músico! Lo expulsa todo, el intelecto y la emoción.

(Risas). “Sí, exactamente”.

¿Esperas que Cedric repita cantando en español en el futuro?

“Espero que sí. Ojala que se anime”.

Volviendo a Antemasque, qué estilo de conciertos dais.

AtTheDriveIn“Una experiencia nueva. Sigue siendo rock. Podemos ponerlos etiquetas, sigue siendo rock. At The Drive-In era rock, Mars Volta tocando a full. Antemasque es lo mismo, con otro sabor, otro color, manteniendo nuestro sonido, el de Cedric y el mío”.

Nunca te he preguntado cómo os conocisteis.

“Lo conocí en el ochenta y nueve, en un concierto de Punk. Lo vi y dije guau, este tipo lo conozco de algún sitio. En realidad no, yo acababa de llegar a El Paso, Texas. Lo reconocí de otra vida. Lo vi brevemente. Una semana después, ensayaba con mi grupo, con doce años, en la casa de un amigo. Justo yo entraba cuando él iba saliendo. Los grupos se conocían y había pocos lugares donde ensayar. Allí nos hablamos. Hola, yo soy Cedric, yo soy Omar, cosas de niños chiquitos. Toma mi teléfono, hay que vernos. (Risas). Empezó todo”.

Has producido este año de nuevo a Le Butcherettes.

“El segundo disco de Le Butcherettes, un grupo increíble de Guadalajara México. Yo fui el productor del debut, es el proyecto de Teri Gender Vender. Viví en Guadalajara cuatro años, los vi tocar, y edité y produje el disco. De ahí ellos giraron mucho con Jack White, Queens Of The Stone Age, The Flaming Lips. Se volvieron muy populares en Estados Unidos y afortunadamente me contrataron para el segundo disco, y creo que es su mejor disco. Digo, el tercero está también increíble pero todavía no sale, sale el próximo año”.

La mayor rareza es que no hayas sacado aún en el 2014 un disco en solitario, es insólito en ti.

(Risas) “Pues sí, no he grabado un disco solista en mucho tiempo. Tengo muchos discos que nunca edité de otras épocas. Ahora, la persona que está manejando mi sello, R.L.P. (Rodríguez López Productions. N. Del R.), va a empezar a editar discos el año que viene. Han elegido doce discos. En enero sale uno”.

El último, que recuerde, es ‘Sólo Extraño’.

“Ah sí, cierto. Increíble, es del 2009 o 2010. Ese disco yo toqué todos los instrumentos y Deantoni Parks la batería. Es de mis favoritas, tiene algo de jazz. No me gustó tanto la mezcla, sí el disco”.

¿Te has planteado llegar al récord Guinness de artista con más discos?

“No, no. Lo dudo”. (Risas)

¿Bosnian Rainbows sigue adelante?

“Sí, esa banda sigue. Como estábamos haciendo Antemasque, pues el segundo disco de Bosnian Rainbows iba a salir este año y yo les pedí que se aguantaran, para entender el nuevo grupo con Cedric. Lo grabamos el año pasado, es casi todo en español, es más minimalista. Me gusta, es muy diferente. Se editará el año que viene”.

En el ámbito cinematográfico, aún diriges.

“Hemos estrenado dos películas en los festivales de cine y han tenido su propia vida. Les han ido muy bien en ellos y con la competencia. Por eso mismo nos han dado dinero para hacer otra película. En enero haremos otra producción de cine. No tenemos una película que haya alcanzado mainstream, han sido películas independientes. Dios quiera que en alguna lleguemos al próximo nivel”.

¿Verá la luz el documental que repasa la trayectoria de The Mars Volta?

“Yo creo que sí. Dije que ese documental sería cuando la banda no existiera. Bueno, existe como todo, pero no sacando disco nuevo, siendo un grupo activo, y el documental saldrá”.

¿Te gusta ‘Blade Runner’?

“Sí, me fascina. Una de mis películas favoritas”.

Bladerunner

Entroncándolo con la era en que vivimos, de crisis en distintos ámbitos, cómo crees que será el futuro del ser humano.

“Quién sabe. Es una pregunta grande. El ser humano ha podido superar todo en la historia. Desde los inicios de no tener ni fuego, Ulises, batallar contra los elementos. Espero que podamos superarlo. Lo que me preocupa es que estamos metidos en una época del individuo. Yo soy un individuo, yo tengo mi facebook, yo tengo mi twiter, mi selfie, yo soy una industria, yo soy muy original. Las redes sociales se supone que nos conectan más, pero nos están separando. Eso se ve en la actitud del ser humano, la vida cotidiana, la interacción. Lo veo porque estoy viajando, y ves a la gente super desconectada, metida en su teléfono. El ser humano puede superar cualquier cosa siempre y cuando estén conectados y animados a servirse el uno al otro. Si el ser humano está pensando sólo en sí mismo, sí que hay un problema grave”.

Gran verdad. Estás en el metro, o esperando un vuelo, y parece que haya autómatas más que personas.

“No se ven el uno al otro, no tienen contacto, comunicación. Y se transmite vulgarmente. Eso causa que no sean cortés, no se dan cuenta del espacio del otro. Son ignorantes, te pisan, se meten en su camisa. No tienen contexto, no tienen perspectiva”.

Vivimos dentro de la misma vida dos existencias. Una es la de las redes, otra la de andar. Por ejemplo, no me gusta nada de viaje quienes, si no son fotógrafos, se pasan los días fotografiando cada aspecto del mismo. Prefiero vivirlo que fotografiarlo. Andar por calles diferentes, hablar con otras personas te abre la mente.

“Es lo que la gente no entiende. Lo que estaba en los libros de ciencia ficción se cumple, no directamente, sino realista. Había mucha plática de la realidad virtual, que una persona se pone unas lentes y está en otro mundo. No es tanto así, pero está sucediendo ahorita. Hay otra realidad que está sucediendo que no es esta realidad. Lo que tú dices, están viendo no a través de sus ojos su experiencia, sino de sus ojos viendo la pantalla de su teléfono que está tomando la foto de la experiencia. El ser humano está creando una realidad virtual, sin ser una realidad”.

Finalicemos con una cuestión más positiva. ¿Qué me recomiendas de bandas nuevas?

“Me gusta Le Bucherettes, que ya he mencionado. Un grupo de San Francisco llamado Sister Crayon. Apolo de la ciudad de México. Haim, que son muy populares. Hay muy buena música”.

Publicado en RockZone, diciembre 2013.

comentarios
  1. Me mola Antemasque. Hay momentos en los que, The Mars Volta son tan jodidamente brillantes, que lo saturan a uno con tanta perfección. ¿Alumnos aventajados de Zappa? Eso ni se discute: eran tan arriesgados, pomposos y grandilocuentes como él, y encima van y se cascan uno de los mejores discos del siglo como el debut y el citado Frances. Brutal; no hay nada más que decir. Excelente entrada, caballero. Me adhiero a su lista de seguidores. Le dejo mi bitácora, por si le interesase. ¡Un abrazo!

    http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/04/misplaced-childhood-la-infancia-que-el.html

    • ignacioreyo dice:

      Muchas gracias Alex. Hay un par de entrevistas más con Mars Volta en el blog. Antemasque no es que no me gusten, pero tras The Mars Volta, que no sacaron disco que bajara del notable alto…me sabe a poco. Gracias por la bitacora, solo he podido leer lo de Izzy, el gran tapado. El único GnR original que no he podido ver en directo…¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s