Archivos de la categoría ‘David Lynch’

“Me gusta una determinada sensibilidad que Barry tiene hacia las cosas. Entiende un mundo que me gusta, y que a él también le gusta. Y me gustan realmente los personajes sobre los que escribe. Me gusta lo que dicen; tienen una frialdad y un rollo muy especiales. Y, además, son honrados. Barry es un escritor muy sobrio, así que queda mucho espacio donde meterme yo: su obra es muy sugerente. Estoy seguro de que Barry ni siquiera había pensado en muchas de las cosas que puse en “Corazón Salvaje”, pero las ideas estaban allí, como semillas” David Lynch. (Fragmento extraído del libro “David Lynch por David Lynch”)

 

La creación de Gifford ha sido, en numerosas ocasiones, un contrapunto perfecto para David Lynch. Ambos tienen en común el gusto por esa América extrañada, alejada de las cámaras de televisión, donde lo esperpéntico y raro se sucede con la misma naturalidad que las gestiones burocráticas en una oficina. En su colaboración, encontraron nuevas salidas a sus trágicas y bellas historias, llenas de personajes alienados y carreteras fronterizas (no solo en términos estrictamente físicos).

Para comprender mejor todas las variantes Gifford-Lynch, aquí tenéis la primera parte de una entrevista al escritor que tendrá su continuación en el número de agosto.

(más…)

Anuncios

DAVID LYNCH

Publicado: enero 19, 2009 en cine, David Lynch

“Hollywood, California, donde las estrellas fabrican los sueños y los sueños hacen a las estrellas”. Tal es la premisa bajo la que se desarrolla “Inland Empire”, la última película de David Lynch, un complejo y fascinante descenso a los pozos del subconsciente femenino de la mano de Laura Dern. Un viaje influido por la meditación trascendental, objeto de su próximo proyecto, a la vez que, parece confirmado, producirá los próximos films de Werner Herzog y el controvertido Alejandro Jodorowsky.

 David Lynch es ya, aparte de referente obvio del cine de los últimos treinta años, un clásico. En la época de “Twin Peaks” marcaba tendencias (justamente él, el hombre anclado en los dulces cincuenta “de Marte”), y ahora, tiempo de series y tecnología punta que cambia nuestro entorno urbano y vital, todavía continúa estando presente su arte. A través de homenajes y referencias. Impresionando (para bien o para mal) tanto a la crítica como a los espectadores con su reciente film, “Inland Empire”. Creando carteles para Cannes, anuncios de perfumes y adhiriéndose, bajo su productora, Absurda Films, a otros directores de riesgo. Y todo sin haber claudicado a los mandatos de la industria, sin haber renunciado a su abstracción ni poderoso universo visual a favor de un enfoque más “agradable”. Otros cineastas que se pusieron de moda, como Tarantino, terminaron haciendo de su estilo una fuente de ideas para los mass media, la mercadotecnia y los canales televisivos. Lynch, a pesar de haberse ayudado de los mismos instrumentos, no ha caído en el juego de sacralizar su forma de entender/crear el arte. Incluso su propia filosofía de vida es antitética al mundo actual, haciendo apología de la quietud, la meditación y contemplación frente a las prisas inherentes que vivimos día a día. Puede gustar más o menos, pero de lo que no hay duda es que ha elegido su propio camino. Y en él nos hemos cruzado, consiguiendo, contra todo pronóstico, una entrevista. Es curioso, pero normalmente en este tipo de conversaciones esperas una persona distante, sin necesidad de tratar de tú a tú, pero eso tampoco funciona en Lynch, ejemplo de auténtica amabilidad, educación y sorpresa. Antes de iniciarse la charla su agradable asistente me dijo que, por favor, esperara un momento hasta que David se pusiera. Un minuto de silencio y un grito que proclama mi nombre en el otro lado de la línea me dan la bienvenida. Hasta en el saludo es inaudito David Lynch, el último caballero del cine.

(más…)